Noticias

Noticias

Tres pasos para empezar a ahorrar

Octubre es el mes de la Educación Financiera, y lo que busca es destacar la importancia de este tema para el bienestar de las personas y las familias de nuestro país.

Habrá una serie de actividades impulsadas por el Ministerio de Hacienda, el Banco Central (BC), la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), la Superintendencias de Pensiones (SP) y el Servicio Nacional del Consumidor (Sernac), que pondrán sobre la mesa temas como la inversión y el endeudamiento responsable, el ahorro previsional, la estabilidad de precios y la ciberseguridad.

Puedes informarte de las distintas actividades que se realizarán durante este Mes de la Educación Financiera, y seguirlas en las redes sociales con el hashtag #MesEducaciónFinanciera.

De modo que, acá te dejamos algunos consejos que pueden ayudarte a ordenar tus finanzas y así ahorrar para el objetivo que te propongas en la vida.

 

  1. Fija metas

Si tienes un objetivo en mente sabrás que estás ahorrando para algo concreto, algo que lograrás tener al final del período que te fijes.

Por eso, antes de definir cuánto vas a ahorrar es importante que sepas para qué vas a usar la plata, ya sea en el largo plazo -como comprar una propiedad o para tu jubilación- o a corto plazo, como cambiar algún mueble de tu casa.

  1. Revisa tu presupuesto

Una vez que hayas definido tus metas, revisa tus ganancias y gastos. De esta manera tendrás claro en qué gastas de forma estable y qué gastos son evitables.

Cuando queremos ahorrar cada peso cuenta, por eso lo primero es saber en qué se va nuestra plata (y mejor todavía si puedes anotarlos). Hay gastos que parecen pequeños, pero si son recurrentes, sumados consideran una suma que vale la pena considerar (como el café que compras antes de llegar a la oficina o incluso las propinas).

Si eso todavía no es suficiente, será el momento de que pienses en recortar algunos gastos que no sean totalmente necesarios.

  1. Llévalo a un plan concreto

Ahora que tienes claro el escenario, puedes llevar tu plan a la práctica. Te recomendamos hacer un calendario a un año, definiendo mes a mes cuánto presupuesto tendrás disponible para ahorrar.

Puede que algunos meses tengas más gastos (como marzo, por ejemplo), y en ese caso podrás ahorrar menos, mientras que en otros podrás aumentar la cifra. No importa cuánto sea, lo importante es que mantengas lo que definiste mes a mes.

Así, cuando termine el tiempo que te fijaste, tendrás la suma que tenías planeada desde un principio y podrás tener lo que soñaste todo ese tiempo.

¡Manos a la obra!

Tags: ,

Fuente:

También te puede interesar

Top