Noticias

Noticias

¿Sabes en qué multifondo deberías invertir tus ahorros?

Los multifondos ​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​son un sistema donde se administran los ahorros obligatorios y voluntarios de los afiliados, con el objetivo de rentabilizarlos e incrementar sus ahorros. Son cinco alternativas en las que puedes invertir los aportes que realizas en tu AFP. Estas alternativas se encuentran representadas por letras: A, B, C, D y E, y se diferencian principalmente por el nivel de riesgo y rentabilidad esperada para cada uno de ellos, siendo el A el más riesgoso y el E el más conservador.

En este caso el riesgo se refiere al porcentaje de tu ahorro que está invertido en instrumentos de renta variable (acciones y multifondos inmobiliarios entre otros). El que sean de renta variable significa que están más expuestos a los vaivenes del mercado, por lo que pueden experimentar pérdidas mayores, como también ganancias más altas. De esta forma, el fondo A es el más riesgoso porque es el que más invierte en este tipo de instrumentos, mientras que el E es el que menos proporción invierte en mecanismos de renta variable.

Antes de elegir debes saber que puedes tener hasta dos fondos para tus ahorros. Antes de elegir el que más te acomoda, define cuánto riesgo te gustaría tomar a la hora de invertir. Por ejemplo, en general las personas que recién comienzan a trabajar apuestan por los fondos más riesgosos, ya que pueden optar a mayores ganancias y, de existir pérdidas, cuentan con muchos años para recuperarse. Por el contrario, una persona que está cercana a pensionarse prefiere los fondos menos riesgosos, con ganancias más pequeñas pero seguras.

Antes de tomar la decisión también te recomendamos evaluar si la pensión será o no tu único ingreso una vez que te jubiles. Por ejemplo, si al momento de pensionarte cuentas con otras entradas que complementen tu pensión, podrías optar por fondos con mayor riesgo. Y si no eliges un fondo, por Ley tu AFP debe asignarte el que corresponde a tu edad.

La diversificación de los multifondos es lo mismo que no poner todos los huevos en la misma canasta, es decir, distribuirlos en un amplio abanico de instrumentos financieros con el propósito de compensar las variaciones de rentabilidad, reduciendo de esta forma la volatilidad y el riesgo de obtener pérdidas.

Para cambiarte de multifondo, debes debe tener claro los siguientes datos:

Fondo Origen: donde se encuentran actualmente tus ahorros previsionales.

Fondo Destino: donde deseas traspasar sus ahorros. Se pueden seleccionar uno o dos.

Porcentaje Distribución: en el caso que los fondos de destino sean dos, deberá indicar los porcentajes de distribución.

Fondo Recaudador: de igual manera, al distribuir sus ahorros previsionales en dos tipos de fondos se debe asignar uno de los dos que será el fondo que recaude los sucesivos aportes previsionales, las ganancias del período y también las pérdidas.

Puedes hacer el trámite en una sucursal de la AFP o a través del sitio web. Hacerlo no tiene costo ni límite de veces; las únicas restricciones son tener un cambio de fondos en proceso, algún giro desde cuentas voluntarias en curso o un traspaso de fondos pendientes por cambio de AFP.

Tags:

Fuente:

También te puede interesar

Top