Noticias

Noticias

Regulador dice que cambio de parámetros en simulador no baja la pensión “en ningún caso”

La Superintendencia de Pensiones ayer salió a indicar que el ajuste en los supuestos que hizo para los simuladores de pensión, sólo afecta la proyección de la misma, pero no significa que los afiliados vayan a recibir una menor pensión.

Mediante un oficio del pasado 18 de febrero, la Superintendencia de Pensiones informó a las AFP que se actualizaron los parámetros de rentabilidad proyectada de los fondos de pensiones y la tasa de interés implícita de las rentas vitalicias, según comunicó ayer por la mañana T13 Radio. Eso sí, este cambio de parámetros no afecta, en ningún caso, la pensión que obtendrá un afiliado, sino más bien la proyección que se les entrega de la misma. Esto, en un mundo donde la rentabilidad de los activos ha ido a la baja hace ya algunos años, pero que ha afectado a todos los inversionistas a nivel global. De hecho, la subsecretaria de Previsión Social, María José Zaldívar, salió a aclarar el tema: ‘El parámetro con el cual se estaban haciendo estas proyecciones no se había ajustado a la realidad que correspondía, y es por esto que se ajuste a cuál es la rentabilidad actual que tienen los fondos’.

En concreto, todas las AFP tienen simuladores que proyectan pensión que puede obtener un afiliado, ya sea en la modalidad de retiro programado o renta vitalicia. Para hacer este cálculo, los sistemas de las administradoras usan datos reales, como, por ejemplo, el monto que el afiliado ha ahorrado en su cuenta individual, y su edad, pero también se usan supuestos a futuro, como que la persona siga ahorrando al mismo ritmo que lo ha hecho hasta ahora, o si tiene lagunas, entre otros.

Si bien estos parámetros los incluyen las mismas AFP, la Superintendencia de Pensiones define dos de los supuestos que deben considerar las administradoras al momento de hacer una proyección de pensión a los afiliados: la rentabilidad que se proyecta de los fondos de pensiones, y la tasa de la renta vitalicia. Son justamente estos dos parámetros los que cambió el regulador este año. Con este telón de fondo, la Superintendencia de Pensiones aclaró que en ese documento ‘se entregaron los nuevos parámetros proyectados y se requirió a las AFP que el cambio de parámetros proyectados para efectos de la simulación de pensiones y/o rentas vitalicias debería ser implementado en un plazo no mayor a 15 días hábiles desde la fecha del oficio’.

La última actualización de los parámetros proyectados se había realizado en enero de 2016. ‘Por tanto, este último ajuste tuvo como objetivo alinear los parámetros proyectados por esta Superintendencia a las tendencias efectivas de mediano plazo que va mostrando el desempeño (rentabilidad real) de los activos financieros internacionales. En este contexto, dado que los activos financieros a nivel mundial han perdido valor, las rentabilidades obtenidas también han sido decrecientes’, señaló el regulador.

‘Es fundamental para esta Superintendencia aclarar que lo dispuesto en el oficio del 18 de febrero de 2019 en ningún caso significa que las pensiones actuales (que están pagándose) vayan a bajar y tampoco que las pensiones futuras vayan a bajar, por cuanto esta instrucción de ajuste de los parámetros de rentabilidad proyectados es sólo para efectos de las proyecciones de pensión utilizados tanto en el Simulador de Pensiones de la SP como en los simuladores de las administradoras’, aclaró. La Superintendencia también hace una estimación sobre qué tanto afectan estos nuevos parámetros a la proyección de pensión.

En ese sentido, explica que un 1% de retorno o pérdida adicional a lo largo de la vida de un trabajador puede significar una pensión aproximadamente de 25% más o menos para una persona, ‘pero también hay otras variables a considerar como las mencionadas y entre ellas, la edad del afiliado o afiliada. Así, por ejemplo, para una mujer de 55 años, este ajuste de parámetros proyectados sobre una simulación de pensión tiene un efecto de 11% y para un hombre de 50 años una cifra similar. De igual modo, para una mujer de 60 años el efecto en simulación sería nulo y para un hombre de 65 años también’.

SIMULADOR DE PENSIÓN

20% o 25%. Es lo que bajaría la proyección de pensión para aun afilado que hoy es joven, según cálculos de una AFP.

2% o 3% Es lo que bajaría la proyección de pensión par una persona que está pronta a jubilar, según cálculos de una AFP.

1% De retorno o pérdida en los fondos de pensiones a lo largo de la vida de un trabajador, se traduce en una pensión superior o inferior en 25%. Mientras más joven sea el afiliado, más va a variar la proyección para su pensión, ya que en el caso de una persona de 64 años, por ejemplo, la estimación es a sólo un año.

Las claves

1.-El simulador no garantiza una pensión efectiva
Los simuladores de pensión en ningún caso implican certeza d las rentabilidades ni de la pensión que efectivamente obtendrá una persona, no obstante que las AFP siempre pueden asesorar a los afiliados en este tema.

2.-Los factores que usa el simulador para proyectar pensión
Saldo total acumulado por el afiliado en su cuenta, ahorros voluntarios (si los tiene), modalidad de pensión, edad efectiva del afiliado, beneficiarios y las expectativas de vida vigentes a la fecha, entre otros. 2

3.-¿Va a bajar la pensión? ‘En ningún caso’
La Super de Pensiones dijo que por este cambio de parámetro ‘en ningún caso signifi- ca que las pensiones actuales (que están pagándose) vayan a bajar y tampoco que las pensiones futuras vayan a bajar’.

Tags:

Fuente: Pulso

También te puede interesar

Top