Noticias

Noticias

Preparando la llegada de un hijo

Cuando llega un hijo a la familia hay muchas cosas que cambian, entre ellas, nuestras finanzas. Lo bueno es que una vez que llega la noticia, tenemos nueve meses para prepararnos y ordenarnos.

Lo primero, ojalá incluso antes de que planificar su llegada, es revisar los planes de salud. Revísalos con calma para que sepan con qué cuentan tanto para el parto como para las visitas al pediatra y las vacunas una vez que tu hijo haya nacido.

Luego ordenen las platas. Primero, armen un nuevo presupuesto; el que han usado hasta hoy ya nos les servirá. Una guagua implica muchos gastos nuevos, y a medida que vaya creciendo los gastos irán aumentando. Primero piensen en aquellos gastos que pueden ir eliminando a medida que se acerca la fecha. Eso les permitirá ahorrar, y ya los habrán quitado del presupuesto mensual una vez que el niño nazca.

Considera un seguro de vida, con el principal objetivo de dejar protegidos tanto a tu cónyuge como a tu hijo, y empieza una cuenta para ahorrar para la universidad. Pensar en lo que pasará en 18 años más puede parecer demasiada preparación, pero pagar la universidad no es barato y es mejor contar con ese presupuesto con anticipación. Además, todos en la familia pueden aportar, o hacerlo como regalo para el baby shower.

Prepara tu testamento. Con un hijo es importante estar listo para eventualidades y mientras más tiempo tengas para pensarlas, mejor. También es el momento de nombrar a alguien que pueda cuidarlo en caso de que tú y tu cónyuge no estén presentes.

Pareciera que tienen tiempo para planificarlo, pero el tiempo vuela y rápidamente la mamá tendrá que volver a trabajar. Si no hay alguien de la familia que pueda cuidarlo, es bueno que conozcan y analicen sus opciones para elegir entre una sala cuna o pagar por alguien que vaya a la casa.

Las guaguas no necesitan cosas caras. Un buen coche puede ayudarlos a moverse más cómodamente, pero la ropa la usará un mes antes de que le quede chica, sin importar la marca. Lo mismo con otros productos; mamaderas, tutos, juguetes, etc., que puedes comprar en el supermercado, lo que no hará realmente la diferencia para él y sí lo hará para ustedes el poder ahorrar.

El primer hijo es una etapa increíble, pero puede volverse muy estresante. Mientras más tengas planificado, más podrás preocuparte del momento y de aprender lo que sea necesario con la llegada del pequeño, y sobre todo, de disfrutarlo.

Tags:

Fuente:

También te puede interesar

Top