Extensión >Noticias

Ocupación del adulto mayor: mujeres trabajadoras aumentaron en un 9% y hombres en un 5%

21 julio, 2015 I Compartir:   

Durante las últimas décadas, se ha hecho especial énfasis en que las mujeres viven más que los hombres. En efecto, según la Superintendencia de Pensiones, la expectativa de ellas llega hasta los 91 años, mientras que para los varones es hasta los 85.

Debido a esto, es que muchas mujeres llegan a los 60 años con vitalidad y capacidad para continuar siendo parte de la fuerza laboral del país. Y así lo han hecho, de acuerdo a datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), que muestran una clara evolución en el empleo femenino sobre la barrera de los 60.

En el último trimestre móvil de 2015 (marzo, abril, mayo) se ve un aumento de 8,9% en las mujeres ocupadas mayores de 60 años, en comparación con igual período de hace un año. También se aprecia un alza de casi el doble, respecto de los hombres del mismo segmento, que mostraron un aumento en la ocupación de solo 5% en el mismo periodo.

Asimismo, en comparación con el mismo trimestre de 2010, el crecimiento de las mujeres de la tercera edad ocupadas es del 69%, pasando de 209.794 a 355.307 en 2015. Es decir, en cinco años se han creado más de 145 mil empleos.

“Esta tendencia demuestra que las mujeres están retrasando su jubilación debido a la mayor expectativa de vida”, afirma la economista del Instituto Libertad y Desarrollo, Cecilia Cifuentes, quien agrega que la población de mujeres en la tercera edad también ha ido en aumento. “Con esto, se da un giro cultural respecto a que los mayores de 60, ya que están en condiciones, en general, para seguir trabajando”, asegura la economista experta en temas laborales.

Ofertas laborales flexibles

Al igual que las mujeres de entre 25 y 59 años (que equivalen al 22,9% de la población total nacional), las mayores de 60 se concentran en la rama de actividad del comercio (28,7%), de acuerdo a Alejandra Sepúlveda, directora de ComunidadMujer, sobre la base de datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

“Empresas medianas y pequeñas valoran la experiencia de las personas mayores, quienes podrían desempeñarse en cargos administrativos, como recepcionistas o secretarias. Esto, debido a la experiencia y conocimientos que han acumulado en organizaciones de mayor tamaño a lo largo de sus trayectorias laborales. Es en este tipo de empresas donde el valor que aporta una persona con experiencia impacta directamente en el desarrollo y crecimiento de este tipo de organizaciones”, señala el director del portal laboral Trabajo Senior, César Venegas.

Sin embargo, muchas veces los adultos mayores no tienen las facilidades para cumplir jornada completa, por lo que se hace necesario que existan ofertas laborales más flexibles. Esto les permite mantenerse activos laboralmente y combinarlo con el desarrollo de otras actividades, como el cuidado de los nietos y actividades sociales.
Fuente: El Mercurio