Noticias

Noticias

Mujeres que cotizan para su pensión crecieron 3,2% en 2018, mayor incremento en cuatro años

Los expertos valoran el aumento y sostienen que genera una mayor protección social tanto para ellas como para su familia y una menor incidencia en las lagunas previsionales.

Más de 2,3 millones de mujeres cotizaron para su pensión a diciembre de 2018. Este número implica un crecimiento de 3,2% respecto del mismo mes de 2017, el mayor desde 2014, según las cifras publicadas por el informe ‘Caracterización de los cotizantes del Seguro de Cesantía y del Sistema de Pensiones 2019’ de la superintendencia del ramo.



Pese al incremento que anotaron ellas, aún existe una gran diferencia con los hombres, ya que estos superan los 3,2 millones de cotizantes en el sistema (ver infografía). El gerente de Estudios de la Asociación de AFP, Roberto Fuentes, dice que el aumento de mujeres cotizantes es una tendencia positiva tanto para ellas como para el país. ‘Esto genera una mayor protección para las mujeres y sus familias porque la cotización permite obtener los beneficios de la seguridad social y las pensiones, proporcionando un mayor ingreso familiar. Su incorporación al mundo del trabajo favorece el crecimiento económico, aumentando los niveles de calidad de vida’, sostiene.

Entre los factores que inciden en una mayor cantidad de mujeres cotizando, Fuentes menciona la mayor matrícula en educación superior, la legislación laboral y de servicios sociales que las ha favorecido en programas como salas cuna, pre y posnatal, entre otros. Juan Bravo, economista e investigador del centro de estudios Clapes UC, también valora el crecimiento que tuvieron las mujeres el año pasado y sostiene que es positivo que haya un mayor dinamismo del empleo dependiente formal, lo que se traduce también en menor incidencia de lagunas. ‘Estas últimas no solo se producen por inactividad o desempleo, sino que también cuando las personas están en empleos informales’, explica. Para Bravo, la mayor participación de las mujeres se debe a que con el paso del tiempo se ha ido avanzando tanto en temas estructurales como culturales, donde se van incorporando socialmente los temas de equidad de género: ‘Por ejemplo, se van compartiendo las responsabilidades familiares’. No obstante, asegura que igualmente queda por avanzar, ya que hay factores estructurales y culturales que llevan a una menor participación femenina.

Menciona la lógica cultural de ausencia de corresponsabilidad. Pone como ejemplo que sean las mujeres las principales responsables de los cuidados de personas dependientes, situación que se replica en las leyes laborales. ‘Socialmente se asume que son ellas quienes tienen las obligaciones de cuidado. Esto se refleja en leyes como sala cuna o posnatal, que elevan el costo de contratar mujeres, a pesar de que ambos padres son responsables del cuidado de los hijos’, indica Bravo. Mauricio Carrasco, subgerente de Estudios de Econsult, coincide y destaca la mayor incorporación de las mujeres, toda vez que implica que cuentan con protección social, lo que no solo incluye mejores pensiones para la vejez, sino que también ‘un beneficio trascendental como es el posnatal’. Además que cuentan con mayores ingresos más altos y estables.

Desafíos de flexibilidad

Carrasco señala que el desafío más importante para que sigan creciendo las cotizantes mujeres es aumentar su participación laboral. ‘Por ejemplo, en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) la tasa de participación alcanza el 52% promedio, mientras que en Chile se encuentra en 49%. Y adicional a este desafío, es importante promover que esta incorporación sea formal, es decir, con mayor remuneraciones, protección social y estable’, indica el ejecutivo de Econsult.

Sostiene que las propuestas son variadas para lograrlo. ‘Destacaría aquellas asociadas a aumentar la flexibilidad de las condiciones laborales, en términos de horario, teletrabajo, etc., que pueden ser especialmente favorables para el empleo femenino. Asimismo, medidas que lleven a compartir los costos del posnatal entre hombres y mujeres pueden apuntar en la misma dirección’, menciona Carrasco.

“La incorporación de la mujer aumenta la calidad de vida y favorece el crecimiento’. – ROBERTO FUENTES GERENTE DE ESTUDIOS ASOC. AFP

Fuente: El Mercurio

También te puede interesar

Top