Noticias

Noticias

Ingreso imponible de cotizantes de AFP sube 19% en cinco años

Por primera vez, en 2016, el ingreso imponible promedio de los cotizantes del sistema de AFP en Chile superó la barrera de los $700 mil.

Así, en los últimos cinco años, la renta de los trabajadores dependientes subió 19%, desde $599.285 en 2011, a $713.612 el año pasado.

El ex subsecretario del Trabajo del Gobierno de Sebastián Piñera, Fernando Arab, explicó que en términos anuales, lo anterior implicó que los ingresos imponibles se han incrementado a una tasa de 3,65% anual, lo que equivale a unos $22.700 extra en promedio al año.

Sin embargo, advirtió que existe un quiebre significativo de esta tendencia a contar de 2014, lo que es reflejo de la desaceleración de la economía.

De este modo, sostuvo que mientras entre 2010 y 2013 los ingresos imponibles crecieron a una tasa de 5,1% al año, a contar de 2014 y hasta el ejercicio pasado lo han hecho a una tasa de 2,1% al año, es decir, 2,4 veces menos.

Para Arab, lo anterior tiene que ver con la capacidad de crecimiento de la economía y de crear empleos, ya que el último año cerca del 96% de los puestos de trabajo creados son por cuenta propia, de personas que, en su mayoría, no cotizan en el sistema previsional.

Si bien el ingreso imponible de quienes aportan para su pensión ha aumentado casi 20% real en el último quinquenio, no en todas las regiones del país se ha incrementado de la misma manera.

Diferencias por regiones La XI Región de Aysén es la que lideró el crecimiento de rentas de trabajadores dependientes entre 2011 y 2016, con 22,3%.

Considerando las cinco principales actividades económicas que más personas emplean en esa zona, “actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler” y “construcción” son donde más crecieron los salarios, con alzas de 39% y 32%, respectivamente.

En tanto, las regiones del norte reflejan la otra cara de la moneda. La I Región de Tarapacá y la III Región de Atacama son las zonas del país que menor crecimiento de sueldo imponible han exhibido en el último quinquenio. Así, la renta de quienes aportan para su pensión en la I Región ha aumentado solo 9,5% en el período, mientras que en el caso de la III Región, esta ha mostrado un incremento de 9,9% de los sueldos.

El seremi de Economía de la I Región, David Pasten, aseguró que en Tarapacá, al igual que la tendencia que se está registrando a nivel nacional en el último año, ha disminuido el número de trabajadores dependientes y ha aumentado mucho el empleo por cuenta propia, que no cotiza.

Así, sostuvo que hay gente que se ha instalado con empresas personales de menor tamaño, como servicios de minibuses o guías turísticos, y que hay varios salidos de la minería que se compraron taxis y ahora se dedican a esa actividad. “Ese taxista no tiene mal sueldo, hoy está ganando alrededor de $700 mil u $800 mil, pero lamentablemente tampoco cotiza porque nadie lo obliga a hacerlo”, señaló.

De todas maneras, la autoridad regional proyectó que el próximo año se ve una eventual recuperación de la actividad minera. “Estamos a la espera de los temas ambientales, así que en un año más ya va a mejorar además que se está recuperando el precio del cobre” dijo. Ejemplifica que solo en el caso de la segunda fase de la mina a rajo abierto Quebrada Blanca de la compañía minera Teck, el proyecto requerirá en 2018 de 12 mil personas lo que significa que indirectamente, el número de puestos de trabajo necesarios pueden llegar en total a casi 30 mil.

Desde Atacama tienen una mirada similar. La seremi de Trabajo de la III Región, Dissa Castellani, explicó que el último año fueron la única zona del país con una leve caída del ingreso imponible real (de 0,2%), lo que atribuyen a la baja de la actividad minera, “donde ha habido un ajuste importante de la cantidad de puestos de trabajo y las remuneraciones en este sector”.

No obstante, Castellani concuerda con el seremi de Economía de la I Región con que tendrán una recuperación pronto.

“Tendremos un repunte en la actividad minera ya que en el último trimestre se evidencia una recuperación, donde la minería fue la rama con mayor incidencia en el alza de la ocupación con 1.270 nuevos puestos de trabajo, en comparación al período inmediatamente anterior, sin duda influenciados por las mejores condiciones de mercado de los minerales.

Esto claramente nos da una esperanza en la recuperación del empleo en una región principalmente minera”, sostuvo.

La autoridad además añadió que no solo contribuirá el precio de los minerales, sino que también el hecho de que “algunas compañías han priorizado la instalación de nuevas faenas y ampliación de proyectos que contemplan nuevas oportunidades de empleo”.

Fuente: El Mercurio

También te puede interesar

Top