Noticias

Noticias

Impulsando el ahorro en nuestros niños

La educación financiera es tan importante como otras, y el ahorro es un hábito que podemos aprender desde pequeños. Por eso, es importante que como papás sepamos guiar a nuestros hijos, ya que les traerá grandes beneficios cuando sean grandes tanto para ellos como para la familia que formen. Y mientras antes lo aprendan, mejor.

En un mundo donde todo es digital, es más difícil entender la cantidad de plata que tengo y la plata que estoy gastando. Para lograrlo, estas son tres preguntas que deberás contestar cuando converses con ellos sobre el ahorro:

¿Por qué?

Lo primero es explicarles el valor del ahorro, es decir, que el guardar una parte de lo que tienen les permitirá juntar una mayor suma, y podrán gastarla en algo de mayor valor. De esta manera conocerán lo que se siente conseguir algo con su propio esfuerzo, y esa sensación los hará sentirse grandes y responsables. En este proceso, ellos mismos podrán diferenciar un capricho de algo que en realidad quieren.

¿Para qué?

Fijarse metas es una de las claves del ahorro, sobre todo para los más chicos, que necesitan pensar en cosas concretas. Si hay algo que quieran comprar, o algo que les gustaría hacer, invítalos a hacer el esfuerzo de guardar hoy para lograrlo en el futuro. Esto se conoce como gratificación retardada, es decir, la fuerza de voluntad que se necesita para no gastarla en el momento y apostar por algo mejor en el futuro.

¿Cómo?

Aprender a administrar sus recursos es importante, ya que hay que saber diferenciar entre lo que es necesario gastar y lo que puede guardarse. Para eso, una alcancía es una buena alternativa para tener el dinero a la vista y contar cuánto han podido juntar. Si buscan otra opción, antes de los 12 años los niños sólo pueden acceder a una cuenta de ahorro.

Fuente:

También te puede interesar

Top