Noticias

Noticias

Ideas para ahorrar en tu presupuesto mensual

Cuando queremos ahorrar, cada peso cuenta. Hay gastos que parecen pequeños, pero que si son recurrentes, sumados consideran una suma que vale la pena ahorrar. ¡Sólo es cosa de organizarse!

En la oficina

El café de las mañanas es uno de los gastos que, al estar dividido en días, cuesta calcular a fin de mes. Si eres un amante del café y prefieres el de grano, puedes comprarlo en el supermercado, prepararlo cada mañana y llevarlo al trabajo en un termo. Una bolsa de café puede costar lo mismo que el café que compras en la esquina, y te durará mucho más tiempo.

Para el almuerzo o las tentaciones dulces, el domingo es un buen día para cocinar para toda la semana. Puedes preparar diferentes alternativas, dejar las verduras picadas y hasta cocinar galletas o queques para los antojos de media mañana. Así evitarás comprar en los lugares cerca de tu oficina.

Sólo lo que usas

La competencia es buena para los usuarios, y las nuevas alternativas al TV cable y teléfono son una opción para eliminar gastos innecesarios. Si eres fanático de las series y las películas, puedes cortar el servicio de cable y sólo quedarte con Netflix. Además, si cuentas con Internet, también puedes ver los programas de televisión abierta desde tu computador.

Muchas personas ya han decidido eliminar el servicio de teléfono en sus casas ya que con el celular no es necesario pagar un servicio que ya casi no se usa.

Aprovecha los descuentos

Si tienes tarjetas con puntos de recompensa o descuentos, úsalos. Pero hazlo de manera inteligente: no te tientes de comprar cosas que no necesitas. Si quieres usar una tarjeta para usar los descuentos y acumular puntos, aprovecha de pagarla inmediatamente en caja, así podrás disfrutar de los beneficios y no pagar intereses. Y no olvides de aprovechar los puntos que has ido acumulando ¡todo suma!

Parte por casa

Ahorrar en el consumo de la casa siempre es una buena alternativa y puedes hacerlo de muchas maneras: que las compras de la semana sean sólo lo que necesites y no comprar de más, apaga las luces que no uses, llena la carga de la lavadora, usa el agua justa para lavar los platos y evita las duchas muy largas. Si ahorras un poco en todo, a fin de mes verás cómo el total de tus cuentas disminuye.

Tags:

Fuente:

También te puede interesar

Top