Noticias

Noticias

¿Es independiente y da boleta? Vea si tendrá que cotizar

Si usted es trabajadora indepen­diente que boletea y al 1 de enero de 2012 tenía menos de 50 años o si es hombre de igual condición y para entonces tenía 55, cumple con uno de los requisitos que lo obligan a cotizar con su devolución de impuestos de acuerdo al nuevo proyecto de ley que este lunes envió el Gobierno al Congre­so. El otro requisito es que perciba cinco o más sueldos mínimos al año, esto es en torno a $1.300.000. Ese es uno de los puntos del nuevo proyecto, cuyo en­vío fue anunciado el domingo por el mi­nistro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, en Canal 13. El ministro adelantó ese día la diferencia más llamativa respecto a la ley actual: la gradualidad del por­centaje de cotización, ya que la norma vigente obliga a im po­n e r el 100%, aunque esa obligación viene siendo postergada des­de 2015. “Preponemos una gradualidad para que la cotización obli­gatoria sea prudente y no af.ecte el bolsillo de los ca ntri buyentes”, señaló. La gradualidad establecida parte en 10% y sube 0,75% anual hasta llegar a 16% en 2026 y de 1% en el noveno año, para llegar hasta el 17%.
La cotización irá a cubrir las presta­ciones previsionales en un nuevo orden de prelación, de acuerdo a la progre­sión de la gradualidad de lo cotizado. Los primeros pagos cubrirán el 100% del Seguro de Invalidez y Sobrevivencia (SIS); del seguro de Accidente del Tra­bajo y Enfermedades Previsionales (ATEP); el Seguro para el Acompaña­miento de los Niños y Niñas para padres de menores afectados por enfermeda­des graves y Salud, que puede ser Fona­sa o Isapre. Esto de modo tal que los beneficiarios accedan a los beneficios pecuniarios sobre el 100% de su base imponible. Finalmente cubrirá las coti­zaciones para la pensión.
Otro punto que establece el proyec­to es que la persona tendrá tres opcio­nes para cotizar cada año: por el total obligatorio; destinar el 10% íntegro y una tercera, transitoria. En esta, el tra­bajador, durante los primeros nueve años, podrá cotizar por pensiones y sa­lud con una base imponible menor a la que le corresponde, también con gra­dualidad.
Las deudas son otro punto que abor­da el proyecto, al desestimarlas, por­que nadie se puede cobrar a sí mismo. Andrés Guerra, gerente general de Pre­visionarte, valora del proyecto su rea­lismo. “La gradualidad es políticamente realista y la opción más viable de apro­bar, porque a nadie le gusta que le re­tengan la devolución. El proyecto plan­tea que te voy cobrando de a poquito hasta que te acostumbres”, señala.
Víctor Valenzuela, académico de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad Andrés Bello, coincide en la valorar el realismo político de la inicia­tiva. “Cobrar todo de una hizo que la obligación se haya aplazado tantos años”, señala. También destaca la pre­lación de la cobertura gradual, en cuan­to a privilegiar primero los seguros. “El gran drama de la persona independien­te que da boletas es que si tiene un acci­dente grave no tienen ningún amparo”, señala.

Fuente: Las Últimas Noticias

También te puede interesar

Top