Extensión >Noticias

El trabajo puede contribuir a mejorar la calidad de vida

4 junio, 2015 I Compartir:   

Un estudio de la Fundación Avanza Chile entrega datos que rompen algunos mitos acerca de la supuesta inactividad de los adultos mayores y genera proyecciones: en 2025 habrá unos 680 mil puestos de trabajo vacantes. Además, en una década, sólo un tercio de los empleos que dejarán quienes se jubilen serán cubiertos, al tiempo que crecerá la población de pensionados un millón, sumando a esa fecha unas 2 millones 300 mil personas.

Ante este panorama, el director de Ingeniería Comercial de la Universidad San Sebastián sede Valdivia, Francisco Mena, señala que “el estudio considera principalmente una proyección del crecimiento de la fuerza de trabajo y la tasa de natalidad, siendo el informe categórico y un llamado de atención, porque se crecerá en persionados solamente en una década en 47% y se estima que se cubrirá sólo un 35% de las vacantes de trabajo”.

Precisa que “un factor que puede influir es que la necesidad sea mayor de los adultos mayores a permanecer en la fuerza de trabajo, referente a sus bajas pensiones y superen la estimación de que cubrirán solamente el 16.2% del número de empleos disponibles”.

Mena añade que ello puede ser una oportunidad para negociar mejoras laborales, como por ejemplo incentivos a quienes se mantengan en sus puestos de trabajo. Ello dependerá de la discusión que se establezca a través de diferentes canales, para hacer presión social y que los beneficios en la producción se traduzcan en una mejor calidad de vida para los adultos mayores.

“Hemos estado hablando de cómo ha mermado la confianza en la economía, estamos excluyendo a los adultos mayores y con estas cifras nos damos cuenta de la importancia que tienen para el país, donde con su experiencia e inclusión pueden ayudar no sólo en mantener el crecimiento económico, sino que a recuperar confianza y mejorar las condiciones de vida”, sostiene.

 LOS MAYORES SÍ TRABAJAN

Asimismo, el docente enfatiza que cada vez son más las personas de 60 y 65 años que se sienten activas y quieren seguir trabajando. “Esto sucede por la esperanza de vida, que dice que las mujeres vivirán en promedio hasta los 91 años y los hombres hasta los 85 años, según datos publicados por las superintendencias de Pensiones y de Valores y Seguros, últimas estimaciones que servirán para calcular la pensión desde 2016. Sólo como anexo, en 1960 el promedio de esperanza de vida era de 57 años y en 1985 llegó a los 71,6 años”, expresó.

El profesional indica que las expectativas de vida deben crecer, “por lo que necesariamente se deben buscar nuevas oportunidades laborales. Además de mejorar la calidad de pensión de los mayores, se puede apuntar a incentivar el trabajo joven y a aumentar la participación de las mujeres en el mercado”, acota.

Según datos de la encuesta Casen, el acceso a internet en los mayores prácticamente se duplicó en los últimos 20 años. “Que se actualicen con la tecnología igualmente ayuda a tener más adultos mayores activos. En 1990, los adultos mayores que estaban trabajando eran el 20,9% y hoy es sobre el 27,6%, que equivale a 796 mil personas trabajando”, asevera.

 

Fuente: australvaldivia.cl