Noticias

Noticias

Cotizantes de AFP registra su mayor alza en cinco años y se acercan a los 5,5 millones

Mientras, la variación de remuneraciones imponibles reales creció 2,62% en 2018. El salario promedio de mujeres avanzó más que el de hombres.

Crear mayor cantidad de trabajos formales, donde el número de empleados con contrato vaya creciendo, siempre ha sido uno de los desafíos del mercado laboral. Pero ¿cómo se puede medir la formalidad laboral? una manera es a través de la seguridad social, saber cuántos trabajadores están pagando sus cotizaciones previsionales.

De acuerdo a datos de la Asociación de AFP, a noviembre 2018, el número de trabajadores que cotizaba en las AFP había aumentado en 169.441 personas respecto al mismo mes de 2017, lo que equivale a un aumento del 3,20%. Este es el mayor crecimiento registrado en los últimos cinco años, periodo donde la variación del número de cotizantes no había superado los 116 mil en un año.

‘El informe muestra un alza y una recuperación importante en el número de personas que está ocupado con trabajos de calidad. Es una buena noticia porque las pensiones se construyen a medida que hay cotizaciones previsionales y si vemos que el mercado laboral anda bien mientras que las remuneraciones imponibles de estos cotizantes suben, vemos que va en beneficio de mejores pensiones en el futuro’, destaca Roberto Fuentes, gerente de Estudios de la Asociación de AFP.

Más en detalle, en enero del 2010 había 4.161.277 cotizantes en el sistema de pensiones, mientras que en noviembre de 2018 estos eran 5.470.152, lo que significa un aumento de 31,4%. Asimismo, el índice de ocupación muestra que este crecimiento, con altibajos, ha sido a tasas decrecientes, aunque hay una tendencia alcista desde mayo de 2017.

¿Habría menos informalidad?

La informalidad laboral siempre ha sido un tema complejo. Actualmente, su tasa alcanza el 30% según datos del INE correspondientes al trimestre móvil septiembre-noviembre 2018, y en el mercado hay preocupación al respecto.

La semana pasada, la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC), alertó sobre esta cifra. ‘No nos estamos haciendo cargo de la realidad del mercado laboral que se ha ido informalizando.

En el mes de noviembre por primera vez llegamos a una tasa de ocupación informal del 30%, estábamos acostumbrados a tasas del 20%.

La informalidad nos agrega un problema tremendamente grande a pensiones’, manifestó Alfonso Sweet, presidente del gremio. Sin embargo, en el trimestre móvil octubre-diciembre 2017, la tasa de informalidad alcanzó el 30% y fue cayendo durante ocho trimestres consecutivos para volver a subir en el trimestre julio-septiembre del año pasado.

Ambas cifras, tanto la tasa de informalidad como el índice de ocupación de la Asociación de AFP, podrían resultar contradictorias, ya que por un lado aumenta la informalidad y por el otro, crece el número de cotizantes, lo que refleja que los trabajos formales van al alza.

‘No tiene relación ya que nuestro índice calcula el nivel de ocupados con seguridad social, es decir, gente que está pagando cotizaciones previsionales. No relaciona el dato de la fuerza de trabajo ni los que están desempleados, el índice va por otro carril’, sostiene el gerente de Estudios.

Así, detalla que el índice monitorea aquellos trabajos de mayor calidad en el mercado laboral chileno, que son aquellos que tienen cobertura de seguridad social. En su mayoría son trabajadores dependientes con contrato.

Salario de mujeres al alza

De acuerdo al informe, el crecimiento de las remuneraciones reales de las mujeres entre octubre 2017 y octubre 2018 fue de 3,05%, mientras que los sueldos de los hombres lo hicieron 2,34%.

El índice de remuneraciones para hombres y mujeres tuvo una trayectoria similar hasta junio del 2014, momento en que las mujeres comenzaron a aumentar sus salarios a tasas mayores.

Específicamente, en enero de 2010 el índice de remuneraciones nominal para los hombres era de 0,58% y para mujeres de 1,77%, mientras que en noviembre del 2018 los hombres tenían un índice de 5,41% y las mujeres de 6,14%. En términos de ingresos, el grueso de los trabajadores que cotizan tiene ingresos entre los $ 300.000 y $ 550.000. En los tramos de menor ingreso imponible hay mayor presencia de mujeres, mientras que los hombres se concentran en los intervalos de ingresos más altos.

La diferencia está en que un 14% de los hombres recibe ingresos de menos de $300.000, en comparación al 19% de las mujeres en el mismo tramo.

Fuente: Diario Financiero

Fuente:

También te puede interesar

Top