Noticias

Noticias

Cotización de independientes podría reducir informalidad laboral a 10,2%

Hace dos semanas, el Gobierno presentó su proyecto de ley que modifica y perfecciona la integración de los trabajadores independientes al sistema previsional, con el cual se incorpora la opción de hacerlo de forma gradual.

De acuerdo a la iniciativa, se obligará a cotizar a quienes emitan boletas de honorarios por cinco o más ingresos mínimos mensuales al año (S 1, 3 millones) y que sean menores de 55 años, en el caso de los hombres, y menores de 50 años, en el caso de las mujeres, al 1 de enero de 2012.

Luego de conocerse el planteamiento, algunos actores del mercado han señalado que la obligatoriedad de cotizar fomentará aún más la informalidad laboral de los independientes, quienes se resistirán a otorgar boletas de honorarios.

Sin embargo, un estudio elaborado por Ciedess asegura que el proyecto podría reducirla informalidad laboral desde el actual 35,7 % a un 10,2 %. Esto, si se considera un escenario en el cual la cobertura alcance de los independientes informales.

De esta forma, Chile se ubicaría en una situación parecida ala de Francia (9, 8%), Austria (10%), Alemania (10,2 %), Suiza (10,4 %) o Dinamarca (11,2 %), es decir, la situación de las naciones desarrolladas.

En el caso de que la cobertura sólo alcance a la mitad del total de independientes (1. 069.096 ), la informalidad disminuiría a 23% (1. 927.787 de trabajadores informales), casi el mismo nivel que exhiben países como Uruguay (24,5 %) o Italia (19%).

En ese sentido, el estudio remarca que el impacto concreto dependerá en gran medida de la cantidad de trabajadores que se logre cubrir con la obligatoriedad.

Respecto al riesgo de que la propuesta finalmente aumente la informalidad laboral, el gerente general de Ciedess, Rodrigo Gutiérrez, explica que “efectivamente, podría ocurrir que algunos trabajadores que actualmente emiten boletas, al verse enfrentados a la obligatoriedad de cotizar, experimenten incentivos para dejar de hacerlo”. Sin embargo, el experto precisa que “resulta poco probable que trabajadores que presten servicios a una empresa, sociedad, o persona que posea sistemas contables se pase “a negro”, teniendo presente los avances en materia de fiscalización por parte del SII”.

Consultado por las externalidades positivas que tendría la eventual caída de la informalidad en las pensiones, Gutierrez precisó que “contribuirá al aumento de la densidad de cotizaciones (disminución de lagunas), generará tasas de reemplazo más altas”.

Cabe mencionar que uno de los cambios a la Ley que tiene el proyecto es que la cotización desde el primer año se dividirá entre las distintas prestaciones de la seguridad social, lo que incluye el aporte a salud, seguro de invalidez y sobrevivencia, seguro de accidentes del trabajo y seguro para acompañamiento de niños y niñas.

Al final de la lista quedará la cotización para la pensión, lo que quiere decir que el remanente que quede después de los demás descuentos irá ala cuenta en la AFP.

Según el INE, de los 8. 389.039 trabajadores ocupados que hay actualmente en Chile, el posee un empleo informal. De estos, 2.138 .191 corresponden a trabajadores independientes de todo tipo.

Fuente: Diario Financiero

También te puede interesar

Top