Importancia de Cotizar

Cobertura del Seguro de Invalidez y Sobrevivencia

El Seguro de Invalidez y Sobrevivencia, conocido como SIS, cubre el riesgo de que los fondos acumulados en la cuenta de ahorro para vejez sean insuficientes para asegurar el pago de las pensiones que se generan ante la invalidez o fallecimiento del trabajador.

SIS

Este seguro consiste en que una compañía de seguros de vida entera los ahorros necesarios para pagar las pensiones establecidas en la Ley.

Las AFP contratan en conjunto este seguro para todos sus afiliados, y lo paga el empleador (en el caso de los dependientes), o directamente el trabajador (si es independiente o si se afilió al sistema de forma voluntaria).

La prima de este seguro es un porcentaje del sueldo imponible. Actualmente el costo es el 1,41% y se licita públicamente cada dos años.

  • Trabajador dependiente que cotiza en la AFP, esté o no su empleador al día en el pago de las cotizaciones.
  • Trabajador cesante estará cubierto doce meses desde el último día del mes en que haya dejado de trabajar. Esto se cumple sólo si este trabajador tiene mínimo seis meses de cotizaciones en el año anterior al que haya quedado cesante.
  • Afiliado trabajador independiente o voluntario si ha cotizado en el mes calendario anterior a su muerte o declaración de invalidez.
  • Nota: Las personas que no están cubiertos por el seguro, deberán financiar su pensión únicamente con los fondos acumulados en su cuenta.

Pueden acceder a esta pensión las personas declarados inválidas por una comisión médica de la Superintendencia de Pensiones.

La invalidez debe ser permanente y originada por accidentes o enfermedades comunes (no de origen laboral).

La invalidez es parcial cuando la pérdida de la capacidad de trabajo es entre un 50% y un 66,6%. Y es  total, cuando es superior a  66,6%.

El monto de esta pensión está definida en la Ley y si los fondos previsionales no son suficientes, una compañía de seguros aporta la diferencia para lo cual el trabajador debe estar cubierto por el Seguro de Invalidez y Sobrevivencia.

Frente al fallecimiento de un afiliado, se generan pensiones para el grupo familiar, los que deben cumplir con los siguientes requisitos:

  • El o la cónyuge: Haber contraído matrimonio a los menos 6 meses antes de su fallecimiento o 3 años si el matrimonio se verificó siendo el fallecido pensionado por vejez o invalidez. Estas limitaciones no corren si al momento del fallecimiento la cónyuge se encontrara embarazada o si tenían hijos comunes.
  • Los hijos: Ser soltero y tener hasta 18 años ó 24 si se encuentra estudiando en cursos regulares (básica, media, superior). Los hijos con invalidez tienen derecho a pensión vitalicia.
  • Madre o padres de hijos de filiación no matrimonial: Ser soltero o viudo a la fecha del fallecimiento y vivir a expensas del afiliado fallecido.
  • Conviviente civil: Ser soltero, viudo o divorciado y haber suscrito un Acuerdo de Unión Civil que se encuentre vigente al momento del fallecimiento del afiliado, a lo menos con un año de anterioridad a la fecha de su fallecimiento o tres años si dicho acuerdo se celebró siendo el o la causante pensionado por vejez o invalidez. Estas limitaciones no se aplicarán si al fallecimiento la conviviente civil sobreviviente se encontrare embarazada o si quedaren hijos comunes.   
  • Padres: Si no existen personas con derecho a pensión, los padres tendrán derecho, siempre y cuando, a la fecha del fallecimiento sean beneficiarios de asignación familiar.

Los montos de las pensiones de invalidez y sobrevivencia están establecidas por Ley y se financian con el saldo de la cuenta individual más el aporte adicional del SIS.

Si el afiliado se encontraba cubierto por el seguro, los valores de las pensiones serán:

Pensiones de Invalidez:

  • Parcial: 50% de la remuneración promedio de los 10 últimos años.
  • Total: 70% de la remuneración promedio de los 10 últimos años.

Pensiones de Sobrevivencia para el grupo familiar:

  • 60% para el o la cónyuge.
  • 50%para el o la cónyuge, con hijos comunes que tengan simultáneamente  derecho a pensión. Este porcentaje se elevará al 60% cuando dichos hijos dejen de tener derecho a pensión.
  • 36% para la madre o el padre de hijos de filiación no matrimonial.
  • 30% para la madre o el padre de hijos de filiación no matrimonial, con hijos que simultáneamente tengan derecho a pensión. Este porcentaje se elevará al 36% cuando estos hijos dejen de tener derecho a pensión.
  • 15% para cada hijo hasta los 18 años o 24 años si se encuentran estudiando.
  • 15% para el conviviente civil, siempre que existan hijos del beneficiario con derecho a pensión, que no sean comunes. Cuando no tienen derecho los hijos no comunes, este porcentaje será de 50% o 60% dependiendo si existen hijos comunes y no comunes con derecho a pensión.
  • 50% para cada padre.
  • En el caso de Acuerdo de Unión Civil, 60% (*) para el conviviente civil sin hijos comunes ni hijos del causante con derecho a pensión; 50%(*9 con hijos comunes con derecho a pensión, 50% (*) con hijos comunes y con hijos del causante con derecho a pensión; 15% (*) cuando sólo existen hijos del causante con derecho a pensión y no hay hijos en comunes*del 70% del ingreso base. En los tres últimos casos el porcentaje aumenta a un 60% cuando los hijos dejen de tener derecho a pensión. Vigencia 22 de octubre de 2015.

Las personas que no están cubiertas por el seguro, deberán financiar su pensión únicamente con los fondos acumulados en su cuenta.