Noticias

Noticias

¿Cómo compensar a las mujeres si se posterga edad de jubilación?

Nuevas señales dio la Presidenta Michelle Bachelet respecto a un eventual aumento en la edad de jubilación, y en particular de las mujeres. Este es uno de los temas que se discutirán con diversos actores sociales para lograr un ‘gran pacto nacional’ en materia previsional, según la propia mandataria.

Ayer, en una entrevista con Cooperativa, declaró que ‘voy a defender siempre que, si en algún momento hay que ampliar la edad de jubilación, miremos entonces cómo compensamos a las mujeres’.

La idea de la compensación encontró cierto respaldo entre los expertos, quienes detallaron sus propuestas. La economista Claudia Sanhueza, quien integró la Comisión Bravo, no es partidaria de homologar la edad de jubilación de mujeres y hombres en 65 años; entre otras razones, porque ese tipo de modificaciones deben ser hechas ‘sólo si hay un cambio estructural en el sistema de pensiones’, precisó.

No obstante, planteó que de concretarse el alza, debería aplicarse a generaciones jóvenes, de 16 años hacia abajo, pues aún no han tomado decisiones relevantes como la maternidad, estudios o del ámbito laboral. ‘A no ser que se compense todo eso’, indicó, ejemplificando con la cobertura de las lagunas de cotizaciones previsionales.

Vicente Lazen, director de RegFin y ex intendente de fiscalización de la Superintendencia de Pensiones (SP), declaró que equiparar la edad de jubilación de ambos géneros es una tarea ineludible. Complementó que una de las formas de compensación es la tabla de mortalidad unisex, idea propuesta por la Comisión Bravo y que fue recogida entre los lineamientos expuestos el martes por Bachelet.

‘La tabla unisex es, por cierto, una forma de compensación. Considerando que las mujeres tienen una mayor longevidad que los hombres, medir a los dos sexos con la misma tabla implica una suerte de transferencia de un grupo a otro’, apuntó Lazen.

El gerente general de la Asociación de AFP, Fernando Larraín, valoró la apertura del gobierno a debatir por un alza en la edad de jubilación. De concretarse, expuso, se debe hacer gradualmente y atendiendo a los potenciales efectos en el mercado laboral. Con todo, afirmó sobre lo señalado por la Presidenta en cuanto a compensaciones, que se debe evaluar aspectos como la cantidad de personas involucradas y la modalidad. ‘Cuando se afecta a un grupo particular, las políticas públicas debieran tener una vía de compensación, al menos si se impactan en el corto plazo’, consignó el ejecutivo.

Impacto

En términos reales las pensiones de las mujeres han retrocedido en los últimos 14 años (ver infografía). Si en diciembre de 2002 promediaban $ 361 mil, en igual mes del año pasado la media fue de $ 326 mil, de acuerdo a información obtenida de la serie de datos estadísticos de la SP. Para el cálculo se usó el valor de la UF de diciembre de 2015 y los promedios de las jubilaciones por vejez edad y anticipada en las modalidades retiro programado, retiro temporal y renta vitalicia.

En un ejercicio que realizó la Comisión Bravo se proyectó que un aumento a 65 años en la edad de retiro de las mujeres tendría un impacto promedio de 36,6% en sus pensiones. Esto, considerando ciertos supuestos como la existencia de 70 mil mujeres por cohorte entre 1970 y 1975 y una remuneración media de $ 568 mil, con un saldo a diciembre de $ 7,4 millones en su cuenta individual.

Alejandra Candia, directora del programa social de LyD, consignó que ‘postergar un año de jubilación implica un aumento de entre 7% y 10% de las pensiones’. Coincidió Larraín: ‘las estimaciones que tenemos es que por cada año que se posterga la jubilación, la pensión, en este caso para las mujeres, se incrementa entre un 7% y un 10%. O sea, para una mujer que se jubila a los 60 años y tiene una jubilación de $ 300 mil, si aplaza la decisión su pensión subirá a entre $ 320 mil y $ 330 mil’.

Pero hay otro impacto. José Luis Ruiz, ex integrante de la Comisión Bravo y director del magíster en finanzas de la U. de Chile, sostuvo que ‘si se sube la edad de retiro para todos (mujeres y hombres) más allá de los 65 años, se tendría una menor presión financiera sobre el Pilar Solidario’.

En 11 de los 34 países de la Ocde la edad de jubilación entre hombres y mujeres difiere, aunque en ochos de ellos estas diferencias están siendo eliminadas gradualmente. ¿Las excepciones? Chile, Israel y Suiza.

Además, la mitad de los miembros tiene programado aumentar la edad de jubilación en el futuro, con tres países llegando a los 68.

Fuente: La Tercera

También te puede interesar

Top