Noticias

Noticias

Cinco consejos para considerar al comprar un auto

Para quienes necesitan comprar un auto, ya sea por trabajo o para trasladar a sus hijos, es importante informarse y tomarse el tiempo de manera informada y responsable.

No se trata sólo de pensar en el auto que te gustaría tener, sino también en lo que realmente necesitas, y sobre todo, en tu presupuesto.

Hoy en día la oferta automotriz es muy amplia, de diferentes marcas y modelos que se adecúan a las necesidades de cada persona.

El primer paso

Lo primero antes de comprar un auto es definir cuál es tu presupuesto, es decir, cuánta plata tienes para gastar. Una vez que lo definas intenta no cambiar de opinión porque te gustó un modelo más caro; al hacerlo tendrás que asumir gastos que no tenías contemplados y eso será el primer paso para desordenar tus finanzas. De hecho, puede que califiques para un crédito de consumo mayor a lo que efectivamente puedes pagar. No dejes que eso te confunda para comprar algo más caro: usa lo que tienes.

Formas de pago

Si compras el auto en cuotas, lo recomendable es que el pie sea de al menos un 20% del valor total. De esta manera, podrás tener cuotas más bajas y no desestabilizar tus finanzas durante los meses que lo estés pagando. Para esto tienes que programarte para ahorrar durante un tiempo, ser paciente y esperar a que llegue el momento correcto para hacer la compra. Antes de elegir el auto, define cuál es el porcentaje de tu presupuesto mensual que puedes destinar a este gasto, y no al revés.

El auto que necesitas

Hacer una lista te puede ayudar para definir las características que realmente necesitas de un auto. ¿Cuatro puertas? ¿Aire acondicionado? ¿Tamaño familiar? Puede que seas fanático de los autos con tracción, pero si nunca vas a salir de la ciudad, no vas a necesitarlo.

Considera los gastos

La responsabilidad de comprar un auto no termina al comprarlo: también hay que considerar otros gastos. Infórmate sobre el valor del cambio de aceite, permiso de circulación, bencina, seguro, y en el peor de los casos, arreglos por choque y otros imprevistos. Agrega estos gastos a tu presupuesto mensual y así no te tomarán por sorpresa. Otro aspecto para considerar es el estacionamiento; si no tienes dónde dejar tu auto, el arriendo mensual es otro costo que deberás considerar.

Negócialo

Ya tienes todo claro, tomaste la decisión y sabes cuánto vas a gastar. Pero ojo; el primer precio que te ofrezcan por el auto no necesariamente es el valor final. El vendedor estará dispuesto a negociar, así que tú también tienes que estarlo, y hacerlo de manera inteligente y con la información del mercado. Siempre recuerda que el acuerdo no tiene que ser bueno para ti, también para el vendedor.

Fuente:

También te puede interesar

Top