Noticias

Noticias

Casi 50% del grupo de más ingresos sigue trabajando después de la edad de jubilar

Ad portas de que el Gobierno dé a conocer el proyecto de reforma a las pensiones, la situación previsional del país ha mejorado en comparación a los últimos diez años.

Según los resultados de la Encuesta de Caracterización Socioeconómica Nacional (Casen) en materia de Previsión Social, un 68% de los ocupados cotiza para su pensión, lo que significa un aumento de 3% en comparación al 2006.

No obstante, al clasificar los grupos por deciles de ingreso, el escenario para el 10% más vulnerable de la población (decil 1) no es positivo respecto a su situación previsional. La encuesta muestra que solo un 32% de los ocupados pertenecientes a este segmento cotiza para su pensión.

A medida que mejora el ingreso crece el porcentaje de personas que cotiza, De hecho, casi un 80% de los trabajadores del decil de mayores ingresos (decil X) ahorra en el sistema previsional.

Por otro lado, en los últimos diez años la participación laboral de la población en edad de jubilar ha aumentado de un 20,6 % a un 24,3 %. Sin embargo, solo un 9, 5% de los adultos mayores del decil más pobre es parte del mercado laboral, mientras que casi un 50% de quienes superan la edad de jubilar en el decil más rico sigue trabajando.

La subsecretaria de Previsión Social, María José Zaldívar, señaló en primer lugar que se está avanzando en materia previsionales, pero que se debe hacer algo significativo y distinto a lo que se ha hecho hasta ahora para que se alcance una situación previsional óptima para toda la población.

“Es una buena noticia que aumentamos las tasas de cotización y que estemos en casi 68%, pero debiera ser un 100%”, dijo Zaldívar.

Respecto a lo que sucede en los deciles más bajos, señaló que se da una situación compleja, ya que están ingresando al mercado laboral formal en menor medida y lo hacen con menor cantidad de cotizaciones previsionales. “Se genera una agudización de la vulnerabilidad”, comentó.

La subsecretaria de Evaluación Social, Alejandra Candia, añade que la situación en el primer decil —donde una de cada tres personas cotiza— es “muy preocupante para lo que es la vejez en el futuro”.

Otro indicador que ha disminuido es la tasa de evasión, es decir, el no pago de cotizaciones por parte del empleador. En 2017 fue de 5, 3%, cifra inferior a la de 2015 que fue de 5, 8% y casi tres puntos porcentuales menos que el 2009. Por decil también ha disminuido, pero en menor porcentaje los más vulnerables.

Fuente: El Mercurio

También te puede interesar

Top