Beneficios

Beneficios del Ahorro Previsional Voluntario

Uno de los pilares del Sistema de Pensiones chileno es el de Ahorro Voluntario, cuyo objetivo es que los trabajadores realicen un aporte adicional al 10% que ahorran de manera obligatoria para su vejez.

Como una manera de incentivar el ahorro voluntario destinado a la pensión, el Estado entrega beneficios a los trabajadores que realizan Ahorro Previsional Voluntario (APV),  a  través de dos regímenes: el A (bonificación del 15%) o  B (beneficios tributarios).

beneficios-apv2

Para las personas que realizan APV, el Estado entrega una bonificación anual que equivale al 15% del total ahorrado.

Esto se conoce en el Sistema de Pensiones como Régimen A, y permite incrementar los ahorros con una bonificación, siempre y cuando se destinen para pensión.

Por ejemplo, un trabajador que realice un ahorro de $10.000 mensuales, al año acumularía $120.000 y su bonificación sería $18.000.

Este ahorro puede realizarse en las mismas AFP, incluso puede solicitarse que se haga por medio de descuento por planilla y a pesar de que su destino es la pensión, también puede retirarse antes de jubilar.

Si el ahorro del Régimen A se retira, la AFP girará a la Tesorería General de la República un monto equivalente al 15% correspondiente a la bonificación. Si el saldo de la bonificación es inferior a dicho monto se efectuará el cargo por el remanente.

Este beneficio es atractivo y recomendable para personas que no pagan impuesto único, o que tienen impuesto a la renta igual o menor a 13,5%, es decir, que tengan sueldos inferiores a $3.000.000.

La bonificación al APV tiene un tope de 6 UTM.

Quienes tienen rentas altas, por sobre $ 3,4 millones mensuales, le es más atractiva la opción tributaria del Régimen B de APV. Este consiste en descontar de la base imponible para el pago de Impuesto Único de Segunda Categoría, entre un 5% y un 40%, según sea el ingreso del afiliado. El monto del beneficio es proporcional a la tasa de impuesto que le afecta al trabajador.

El tope de ahorro para recibir beneficios es de 50 UF mensuales o 600 UF anuales.

Cuando este APV se retira para fines distintos a la pensión, la AFP retendrá un 15% a cuenta de los impuestos personales y dicho retiro se afectará con un castigo aplicable en el  Impuesto Global Complementario.